Qué es la CULTURA JUSTA y a quien concierne

Misión A POCO A POCO
 
 
Si el comercio justo implica retribuir de una manera digna el trabajo de quienes trabajan y producen los bienes que todos consumimos,
¿Qué supone la Cultura Justa?
Es una forma de nombrar a las prácticas éticas de la cultura, que respetan y promueven los siguientes valores:
 
 
 
 

        CULTURA JUSTA SIGNIFICA:

    • Accesibilidad de la cultura: circuitos independientes de las decisiones políticas y bancarias, información disponible y plural de todas las propuestas culturales -sean masivas o minoritarias-, reconocimiento del valor humano e integración de las diferentes disciplinas artísticas en la educación básica y obligatoria.
    • Garantías de los derechos laborales de los trabajadores de la cultura: gestores, artistas y técnicos.
    • Cultura compartida: autogestión de los derechos de autor para evitar la manipulación mercantilista de los "intermediarios", despenalización del intercambio sin ánimo de lucro.
    • Procesos y resultados artístico-culturales éticos: democráticos, plurales, interculturales, cooperativos, cuidadosos del impacto social y medioambiental.
  •  

    HISTORIA DE LA EXPRESIÓN "CULTURA JUSTA"

    Valia Percik, desde el 2010, comienza a preguntar y preguntarse qué sería una suerte de "cultura justa", en analogía al concepto de "comercio justo".

    Según la Coordinara Estatal de Comercio Justo (comerciojusto.org), los principales criterios que definen el Comercio Justo son:
      • Salarios y condiciones laborales dignos para los productores del Sur, organizados en asociaciones, cooperativas o grupos con un funcionamiento democrático.
      • Protección de los derechos fundamentales de las personas.
      • Igualdad de género.
      • No explotación infantil.
      • Elaboración de artículos de calidad con prácticas favorables al medio ambiente.
    Como bien explican, el COMERCIO JUSTO es un sistema comercial basado en el diálogo, la transparencia y el respeto, que busca una mayor equidad en el comercio internacional prestando especial atención a criterios sociales y medioambientales.
    Aunque con diferentes grados y matices, en muchísimos países del Sur y del Norte, la educación y la cultura son consideradas por los gobiernos, organizaciones y empresas como gastos, como mercancía relacionada al ocio y como complemento prescindible en la vida humana. De esta manera se oculta que son la única forma de garantizar el desarrollo de la libertad, la autonomía y la igualdad de oportunidades del ser humano; se esconde que son un derecho fundamental y un aspecto esencial de la vida humana. Seguidamente, para acceder a la cultura, para promoverla, para desarrollarla y para innovarla, los ciudadanos en general y los artistas y trabajadores de la cultura en particular tienen que lidiar con innumerables obstáculos éticos, financieros, políticos, laborales y fiscales.

    CULTURA JUSTA, A POCO A POCO
    Para desarrollar este concepto, hemos creado esta asociación y estamos reuniendo un grupo de personas que coincidan en que esta iniciativa tiene sentido y quieran aportar su perspectiva al respecto. Para ello, nada mejor que las herramientas de internet. Nadie se queda afuera por distancia geográfica... Si quieres formar parte de este grupo, por favor contáctanos AQUÍ.

    Valia Percik  
    Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

    Coordinadora general
    A poco a poco, asociación sociocultura de Cultura Justa

    Share on Facebook